domingo, 2 de abril de 2017

Relaciones tóxicas y afectos chatarra

Así como hay comida chatarra, también existen las relaciones tóxicas y afectos chatarra que nos llevan al fondo, nos hunden, nos llevan al infierno y a la oscuridad.


Jodorowsky explica las relaciones tóxicas y los afectos chatarra como: "amistades inútiles que devoran nuestro tiempo, es decir la vida".


Las relaciones chatarra o relaciones tóxicas se pueden presentar en nuestros espacios de trabajo, en las relaciones de amistad, en las relaciones de pareja, una relación se vuelve tóxica porque se pierde el RESPETO.

Las relaciones tóxicas y afectos chatarra son relaciones cuyas interacciones nos absorben o nos bombardean.

Los magos, chamanes o esotéricos hablan de los vampiros psíquicos y hay de dos clases:


Por absorción: personas que nos roban y nos quitan: energía, tiempo, recursos, trabajo, afecto, ideas, nos manipulan emocionalmente, nos manipulan con el miedo, con la lástima, con el pesar, con el "pobreteo", con el que dirán, utilizan la "debilidad o la carencia" como manipulación, sólo quieren que les den cual parásitos, son unos aprovechados que solo traen problemas y no aportan nada a cambio o en el peor de los casos nos perjudican creándonos problemas sin medir las consecuencias de sus acciones, de sus comentarios, de sus palabras, de sus chismes, de sus mentiras, de sus distorsiones, de sus imprudencias, etc... 

Por bombardeo: personas con malas vibras, frustraciones, invasiones, proyecciones, manipulaciones, chantajes, irrespetos, veneno y basura emocional.

Los vampiros psíquicos sufren con la felicidad ajena, quieren que la gente sea miserables como ellos y que se viva la infelicidad en grupo. 

Los vampiros psíquicos son personas desleales, ingratas, solapadas, resentidas, cínicas e irrespetuosas con la amistad y el cariño 
Los vampiros psíquicos ponen en acción el veneno emocional de su Parásito buscan a través del irrespeto, abuso, invasión y provocación para que nos enganchemos con ellos desde lo NEGATIVO.

Únicamente los vampiros psíquicos tienen poder sobre nosotros si les permitimos ser sus víctimas.


Si no abrimos la puerta a su Parásito; nos protegemos (oración, meditación, disciplina espiritual luminosa y positiva); colocamos límites, nos respetamos y hacemos respetar, los vampiros psíquicos no tendrán ningún poder sobre nosotros porque no podrán alimentar su parásito, ni nuestro parásito. 

Los vampiros psíquicos nos hacen vivir EL INFIERNO del veneno emocional de su mente herida y llena de miedo, odio, rabia, envidia, tristeza y desengaño.

Dejar Ir: 

Los vampiros psíquicos

Las relaciones tóxicas y afectos chatarra 

El veneno emocional: 
ira, odio, tristeza, envidia, amargura

Distracción de nuestro tiempo 

Saboteo de nuestra Vida. 

Por lo general creamos vínculos poco sanos y apegos con los vampiros psíquicos, por eso muchas veces nos cuesta dejarlos ir.

Las personas que hagan parte de nuestro círculo de fuego lo deben enriquecer con energía alta y bien calificada.

Los afectos y relaciones de calidad (de energía alta) se conservan y se alimentan además los afectos y relaciones de energía alta son relaciones libres, naturales y fluidas. 

La primera relación a la cual damos prioridad es la relación de amor propio, auto respeto y auto valoración hacia uno mismo. 

Como me quiero, me respeto y me valoro soy amada, respetada y valorada y merezco lo bueno y lo mejor y lo acepto ahora mismo.
 


Como me AMO todo lo que sea: 

NO AMOR, IRRESPETO, DESLEALTAD, INGRATITUD, INVASIÓN EMOCIONAL, VITAL Y ESPIRITUAL NO TIENE PERMISO PARA INGRESAR AL REINO DE MI VIDA.

En mi círculo de fuego no son bienvenidas las personas cuyo actuar es lastimar, oprimir, anular, atacar, sabotear, desconocer e irrespetar nuestra vida, trabajo, derechos y libertades, tiempo, recursos, familia, pensamientos, sentimientos, decisiones y relaciones sagradas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario